151 AÑOS DE HISTORIA Y RECONOCIMIENTO

La institución inicia conmemoración de los 151 años de historia y reconocimiento con una eucaristía en la Catedral de Nuestra Señora del Rosario  del Palmar donde el sacerdote Bernardo Escobar hace una gran exaltación de los principios y valores que actualmente sostiene las columnas del conocimiento, ciencia, deporte y especialmente invito a la comunidad educativa a fortalecer el espíritu   cardenalicio y a dar gracias a Dios por el posicionamiento actual de la institución.

Los estudiantes de undécimo grado tuvieron la oportunidad bajo el liderazgo de sus directores de grupos de organizar la Izada de bandera cuyo escenario fue el coliseo cubierto de la institución dentro de la cual se realizó exaltación a cada uno de los voceros elegidos para conformar y fortalecer el gobierno escolar.

Los estudiantes mostraron toda su capacidad histriónica para recrear tan importante celebración de cumpleaños demostrando su amor y compromiso institucional enmarcados en los pilares éticos cardenalicios.

El 8 de febrero dándole continuidad a las actividades de celebración y reconocimiento el señor rector de la institución Licenciado Gustavo William Arboleda Ortiz convoco a los diferentes estamentos de la comunidad educativa para efectuar reconocimiento especial a servidores públicos por su contribución, espíritu cardenalicio a través de la historia de esta Alma Máter , ceremonia que estuvo engalanada por la presencia de las autoridades municipales y en cuya representación estuvo el Dr Fernando Ríos Hernández , Secretario de Educación Municipal.

 

Del 11 al 14 de febrero se llevó a cabo el IV Torneo de Ajedrez con una amplia participación de actores de la comunidad educativa y público en general que se acercaron cada noche a las instalaciones de la institución para en medio de escaques y jaques vincularse a tan importante evento de reconocimiento en el marco de los 151 años donde seguirá en lo más alto de la villa de las palmas dando los mejores resultados siempre teniendo en cuenta la excelencia como un compromiso.

Carlos Alfonso Hincapié García

Docente IECC