Hoy, con gran emoción, conmemoramos un nuevo aniversario, pero no cualquier aniversario, es la celebración patrimonial y solemne de un acontecimiento que dio a luz a nuestra histórica y gloriosa I.E. Cárdenas Centro. Han sido 144 años, en los cuales nuestro colegio ha recorrido una senda estelar y ascendente, desempeñando un rol magnánimo, contribuyendo de manera decisiva a la construcción del mejor recurso que puede poseer una sociedad: la educación y la cultura.

En esta digna ocasión grandilocuente, iluminada desde la visión futurista de nuestros fundadores, corresponde renovar públicamente, con ustedes como testigos, un voto que hacemos cotidianamente quienes formamos parte de la comunidad cardenalicia: el indudable compromiso que la institución tiene con la región y su gente, el de entregar a la humanidad jóvenes íntegros comprometidos consigo mismo y con su entorno. Con la pertinencia de su misión, visión y política de calidad, con la modernización de su estructura y sus métodos, con el fortalecimiento de los valores integrales de la persona; está diseñada para enfrentar un futuro exigente, aupado en la experiencia ganada del tesoro de nuestro pasado.
De manera entrañable y desde la retina del alma, el cinco de febrero de 1868, nace para dar origen, sin lugar a dudas, una efeméride que patenta en la historia un hito, el antes y el después. Bajo el nombre de “Colegio de la Libertad”, esta institución fue el primer colegio fundado en la ciudad de Palmira, funcionando con esa designación hasta el año 1929 en el sector de La Factoría.
Nuestra institución hace gala de una bella arquitectura republicana como monumento patrimonial histórico de Colombia, construida el siglo pasado, entre los años 1920 y 1927.

Con 80 años, la ceiba cardenalicia cumple de igual manera hoy la ratificación de su importante historia. Ella es la memoria, la reminiscencia de dos jóvenes estudiantes cardenalicios: Adalberto Figueroa Potes y Alfredo Caicedo Carvajal, quienes acuciosos como ustedes, la sembraron en el año 1932. La ceiba es un vestigio fiel a la institución, de que son sus estudiantes los que hacen posible su existencia y el transcurso de su historia, los que plantan sus logros y dejan marcada la sublimidad de sus éxitos y de sus sueños inmarcesibles.

Esta fecha se convierte en motivo de enorgullecimiento para todos nosotros, puesto que la celebración brindada no sólo data y hace parte de este sólo día, hace parte de una historia.  Los 144 años de la I.E. Cárdenas Centro, no han sido más que el reflejo de la trascendencia que han vivido todos sus estudiantes.  Sin ustedes, no habría rocío en el amanecer. No habría batalla que ganar. Sin ustedes no habría ceiba que contemplar, no habría cumpleaños que celebrar.

Hoy volvemos los ojos hacia atrás para admirar el panorama de logros pasados y el espíritu valeroso y visionario de nuestros fundadores. Hoy tenemos toda la responsabilidad de seguir por el camino de la excelencia, motivados por quienes tuvieron ese anhelo hace 144 años.

Y miramos hacia adelante para invitarlos a todos ustedes, a que continúen con gran exaltación y ánimo en su formación como personas, dentro de las aulas de esta gran institución que siempre los acoge como su segundo hogar. Esperamos que planten excelentes semillas y que cada uno deje en su ceiba,  el  árbol fructífero de sus ideales y la pujanza de sus deseos.

EN NOMBRE DE LOS GRADOS ONCES LE CANTAMOS FELIZ CUMPLEAÑOS COLEGIO DE CÁRDENAS Y SIGUE MODELANDO DIVINO ESCULTOR.

 

Nota del Estudiante  JUAN LUIS RAMÍREZ AGUDELO  11-1